domingo, 15 de julio de 2012

Esta crisis no es nuestra


Nuestros políticos piensan que somos tontos, nos tratan y maltratan como tales. Es verdad que hasta ahora, a la ciudadanía solo se la movilizaba con el futbol, los toros, las procesiones…
Pero de un tiempo a esta parte, cada vez se ve  a más personas en las calles: increíble la visión de la señora de 58 años, llevada por varios policías. Pero más increíble aún es que los policías, funcionarios que vuelven a verse mermados en sus sueldos apoyen a los crean los recortes, y criminalicen a una pobre señora.
Volviendo a los inicios, evidentemente los mercados no son tontos, y tras un día de tregua vuelven los vaivenes  a la prima de riesgo, a la bolsa…
Los mercados saben perfectamente que el problema de España no lo han creado los pensionistas, los funcionarios, los parados… sino los banqueros y los políticos.
Estos saben que sobran unos 300000 políticos en España, los cuales no salieron elegidos en las urnas, pero como iban en las listas había que “buscarles un hueco”. Muchos de estos cobran sin realizar ninguna función real, y otros ocupan puestos que deberían ocupar un empleado público que obtuvieron en su día unas oposiciones. Haciendo una pequeña operación matemática, 300000 por 50000 € (aunque la mayoría de los enchufados ganan mucho más que esto), llegamos a la conclusión que estos cargos de más nos cuesta un mínimo de 15 mil millones de euros.
Los mercados no son tontos, y tienen miedo. ¿Cómo van a invertir de forma segura? si nuestros políticos crean aeropuertos sin aviones, circuitos urbanos de F1… y aquí no pasa nada.
O mejor dicho, si pasa, estas personas quedan tan libres de culpas que hasta sus hijas se jactan de su poder y prepotencia y nos dicen: os trajinamos, os robamos, nos forramos (bueno, en realidad les toca numerosas veces la lotería, en contra de las matemáticas = Ciencia Exacta) y encima “te jodes”.
No, los mercados buscan una respuesta clara, como ocurrió en Islandia: los culpables tienen que pagar sus males, tienen que asegurarse que no se realizan proyectos multimillonarios sin sentido, y tienen que ver que somos capaces de actuar ante los desmanes de algunos (políticos, banqueros…).

No hay comentarios:

Publicar un comentario